Loading...

Páginas vistas la semana pasada

viernes, 18 de febrero de 2011

PARDELA CAPIROTA (Puffinus gravis)

Catalán: Baldriga capnegra.

Gallego: Pardela encapuchada.

Vasco: Gabai aundi.

Fotografías: M.B. Texto: J.C.E.


Observaciones: Visible, durante las navegaciones en el Atlántico nordeste, desde finales de verano y otoño, sobre todo en altamar. Las imágenes corresponden a ejemplares en vuelo en torno a patrulleros SVA, en navegaciones de altura.





Descripción: 43-51 cm. Sexos iguales. Parte superior de la cabeza oscura, collar pálido y partes inferiores gris pardusco, estos son los mejores detalles para la identificación. El extremo pálido de las plumas que cubren la cola suele ser bien visible, especialmente bajo una fuerte iluminación, lo que ayuda a su identificación. Lo más fácil es confundirla con otra pardela, la cenicienta, pero las marcas antes señaladas en la cabeza/cuello y las marcas oscuras bajo las alas son caracteres importantes en la identificación de esta especie. En vuelo, tiene batidos de alas más rápidos y alas más rígidas que otras pardelas.


Distribución y estatus: Cría en el Atlántico sur (Tristán da Cunha). Después de la estación reproductora emigra hacia el norte a lo largo del continente americano y pasa el verano en los bancos con abundante alimento frente a la costa de Nueva Inglaterra y del este de Canadá hasta el sur de Groenlandia; al final del verano se desplaza hacia el Atlántico este durante su migración hacia el sur, apareciendo entonces en las costas del oeste de Europa.


En España, resulta común en alta mar entre julio y noviembre frente a Galicia y Asturias, pero desde la costa se ve poco, se acerca menos a tierra menos que otras pardelas, solo con fuertes vientos del oeste. Resulta escasa en Cantabria y en el País Vasco. Es rara u ocasional en Andalucía y accidental en el Mediterráneo. Igualmente rara pero regular en Canarias.


Hábitat: Pelágico. Como se ha dicho, sólo se acerca a tierra con ocasión de fuertes vientos y tormentas en la mar.


Alimentación: Peces, cefalópodos y crustáceos.


Voz: Sonidos roncos, similares a los de algunos tipos de gaviotas.


Bibliografía:


De Juana, E. & Varela, J. 2005. Aves de España. Lynx Edicións. Barcelona.

Jonsson, L. 2001. Aves de Europa, norte de África y Próximo Oriente. Ediciones Omega. Barcelona.

Mullarney, K.; Svensson, L.; Zetterström, D.; Grant, J. 2003. Guía de Aves de España y Europa. Ediciones Omega. Barcelona.

Penas, X. M.; Pedreira, C. & Silvar, C. 2004. Guía das Aves de Galicia. Baía Edicións. A Coruña.


jueves, 13 de enero de 2011

ALONDRA COMÚN (Alauda arvensis)


Catalán: Alosa vulgar.

Gallego: Laverca.

Vasco: Hegatxabal arrunta.


Fotografías: M.B. y J.C.E. Texto: J.C.E.




Descripción: 16-18 cm. Sexos iguales: el macho es ligeramente mayor. Tiene las partes superiores marrones; pecho cremoso moteado y vientre blanco; cola larga oscura con plumas externas blancas por arriba y por abajo, y pequeña cresta en la cabeza. Los inmaduros tienen los bordes de las plumas pálidos y no presentan cresta. Vuelo bajo y ondulado, irregular, durante el cual muestra el borde posterior de las alas blanco.






Distribución y estatus: Se distribuye por toda Europa y buena parte de Asia, hasta las costas del Pacífico y Japón, con límites meridionales en el Magreb, Anatolia, norte de Irán, Afganistán y franja septentrional de China. La población europea se ha estimado en 25.000.000-55.000.000 de parejas.


En España se distribuye exclusivamente por el territorio peninsular, donde ocupa de forma casi continua la mitad norte, salvo algunas zonas de Galicia, Asturias y País Vasco. Las zonas con menos alondras se encuentran en Extremadura, Andalucía (excepto las sierras Béticas), Murcia, Comunidad Valenciana y tramo inferior de la depresión del Ebro.


Hábitat: Dunas, cultivos y terrenos herbáceos abiertos, húmedos o secos, desde el nivel del mar hasta la montaña.


Alimentación: Hierbas, semillas, grano, lombrices, arañas, gusanos, etc.


Voz: Ruidosa en vuelo, con un agradable pero variable “chriup, “ truuii” o similar.


Observaciones: La alondra puede ser observada durante las navegaciones costeras en torno a la península y el norte de África. Utiliza en ocasiones las embarcaciones para reposar. Las imágenes muestran a dos ejemplares en lugares diferentes; una fotografía corresponde a un ejemplar de la especie sobre un patrullero VA (M.B.) y la otra imagen (J.C.E.) presenta a un ejemplar emitiendo su canto en su hábitat natural.


Bibliografía:


De Juana, E. & Varela, J. 2005. Aves de España. Lynx Edicións. Barcelona.

Jonsson, L. 2001. Aves de Europa, norte de África y Próximo Oriente. Ediciones Omega. Barcelona.

Mullarney, K.; Svensson, L.; Zetterström, D.; Grant, J. 2003. Guía de Aves de España y Europa. Ediciones Omega. Barcelona.

Penas, X. M.; Pedreira, C. & Silvar, C. 2004. Guía das Aves de Galicia. Baía Edicións. A Coruña.

Purroy F. J. 2003. Alondra común Alauda arvensis. En, R. Martí y J. C. del Moral (Eds.): Atlas de las aves reproductoras de España, pp 378-379. Dirección General de Conservación de la Naturaleza- Sociedad Española de Ornitología. Madrid.